​Derecho Constitucional de la Salud


Acceso a la Salud garantizado en el Partido Nuevo Progresista 

“el Vía Crucis que viven nuestros recipientes de la reforma de salud, planes advantage y planes privados tiene que acabarse ya”

Don Juan, es un anciano de 75 años y nos cuenta  la amarguras  que vive, mes tras me​s,  para que le aprueben estudios y como su salud se ha convertido en un negocio para algunos y no importa la vida y los riesgos que supone no tener acceso a estudios y medicamentos.

 Juan fué diagnosticado por una enfermedad crónica y necesita un medicamento todos los días y de realizarse pruebas especializadas periódicas pero tiene que pasar el “niagara en bicicletas”  por que los planes imponen limitaciones que ponen en riesgo su salud.

Al igual que Juan, los altos costos que suponen la compra de medicamentos y el acceso a la salud cada día hace el vivir con condiciones una lucha por sobrevivir y poder tener acceso a los proveedores de salud.

La carencia de médicos especializados es otro problema que se suman a la ya caótica vivenvias de nuestros enfermos y personas con condiciones crónicas.

Los planes médicos suponen unos controles que el gobierno no puede continuar permitiendo en menoscabo y incluso ante la pérdida de seres humanos que incluso han llegado al extremo de no tomar los medicamentos y no asistir a realizarse los estudios por los obstáculos y privación de los medicamentos y limitaciones de fármacos disponibles.

Necesitamos un gobierno comprometido con la reforma de justicia social y que lejos de privar el acceso a la salud promueva el derecho a la Salud como uno Constitucional.

Vamos apoyar al partido que promueve luchar por la paridad en los fondos de medicaid y la salud como un derecho inquebrantable constitucional, el doctor Rosselló y el PNP garantizan los mismos.

Plan para Puerto Rico
Compromiso con la Salud

Previo a la reforma de salud del 1993, Puerto Rico vivía bajo un sistema de salud prácticamente dividido en dos, uno para las personas indigentes y uno para los que pudiesen pagar un mejor servicio.

 La situación de salud para el pueblo en general era deplorable. Por ejemplo, apenas solo el 34% de los niños tenían acceso a las vacunas requeridas. La tasa de mortandad infantil era altísima y pacientes fallecían en camillas esperando por atención médica básica o por un especialista.

 Por tal razón, como pueblo tomamos la decisión de realizar cambios radicales a nuestro sistema bajo la reforma de la tarjeta de salud. 

Ya para el 2000, virtualmente todos en Puerto Rico gozaban de una cobertura de seguro médico. Lamentablemente, con el cambio de gobierno en el 2001, unos trescientos mil beneficiarios de salud se quedaron sin su seguro médico por decisiones de la administración de turno. 


Un pueblo saludable es un pueblo productivo. Por eso, proponemos un sistema de salud donde el paciente sea primero y donde el derecho de acceso a la salud tenga rango constitucional. 

Dicha propuesta es piedra angular de nuestro plan para el área de la salud, por lo que resulta vital analizar la estructura administrativa para recortar gastos. En nuestra administración contaremos con métricas claras para poder medir el éxito de las iniciativas. 

En el área de salud existen indicadores probados para determinar la salud de un pueblo:
1. Calidad de Agua

2. Saneamiento 

3. Prevención 

4. Sistema de Servicios de Salud

5. Medicina Moderna

6. Acceso a Médicos 

Existen varios modelos de sistemas de salud implementados en diferentes jurisdicciones. El modelo de pagador único que se utiliza en Canadá, aunque en principio puede tener sus aspectos positivos, resulta muy costoso. Por otro lado, está el modelo de Gran Bretaña del gobierno como proveedor único. 

También existen otros modelos en el cual el gobierno simplemente no interviene. 
Distintos tipos de modelos:

1. Pagador Único (ej. Canadá)

2. Proveedor Único (ej. Gran Bretaña)

3. Ninguna intervención (Países de Desarrollo Limitado)

 4. Mixto

El modelo local busca combinar aspectos de estos diversos modelos. Entendemos que el gobierno debe pagar a sus proveedores y debe recibir y redirigir los fondos para personas y poblaciones indigentes. Por su parte, el sector privado debe jugar un rol también y las aseguradoras deben dar precios competitivos. 

El ciudadano también debe tener un grado de responsabilidad utilizando adecuadamente los servicios y cumpliendo de manera personal y responsable con medidas de prevención.

 Por ejemplo, en el área de la diabetes provocada por la obesidad, una dieta balanceada, hacer ejercicio y llevar un estilo de vida saludable reducen los efectos nocivos de esta condición. 
Ocupamos la segunda posición a nivel mundial en obesidad, siendo la primera jurisdicción de Estados Unidos más obesa. 

Nuestro modelo está fundamentado en cuatro fases, estas son:

1. Predicción

2. Prevención

3. Tratamiento

4. Rehabilitación

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s