Inmoral enriquecimiento inexplicable y donación de bonistas (buitres) a Pierluisi


“El haber recibido donativos de los bonistas es un acto inmoral a sabiendas del dolor y sufrimiento del Pueblo y es un acto de menosprecio que su esposa tenga vinculos con firmas de fondos buitres”. LA VOZ DEL PUEBLO DE PR

 

“La democracia es un juego de confianza – la gente necesita tener confianza en que los funcionarios elegidos no han estado en el poder para enriquecerse”, dijo McGehee al diario estadounidense.

5237425

El comisionado residente y aspirante a la gobernación por el Partido Nuevo Progresista (PNP) Pedro Pierluisi impulsó legislación en el Congreso, específicamente el Capítulo 9 de la Ley de Quiebras federal, que beneficiaba directamente a dos clientes privados de su esposa María Elena Carrión, según reveló hoy The New York Times.

El diario estadounidense resaltó que el matrimonio Pierluisi-Carrión ha incrementado su fortuna gracias a los contratos de asesoría financiera de Carrión, entre ellos se resaltan dos firmas de bonistas de obligaciones generales (GOs). Los dos clientes de Carrión con interés en la legislación de Pierluisi según alega el diario son las firmas Fundamental Advisors- cuyo socio fundador es Héctor Negroni-  y Och-Ziff Capital Management, según la oficina de Pierluisi.

Carrión representa a estas firmas a través de su compañía Multicultural Capital y ambos bonistas, según el New York Times, han cabildeado en la oficina de Pierluisi.

“Para empresas como Och-Ziff y Fundamental Advisors, el cambio en la legislación federal protegería sus inversiones en bonos de obligación general de Puerto Rico, si se logra la protección de quiebra (Capítulo 9), mientras que los tenedores de otras deudas emitidas por el gobierno se les pagaría menos de lo prometido”, destaca el artículo.

Un año antes de que se registrara la caída en el valor de los bonos de Puerto Rico, en el 2012, Negroni renunció a su puesto de jefe de tráfico municipal Goldman Sachs, y fundó el fondo de cobertura de riesgo (hedgefund) Fundamental Advisors para tomar partido, según reconoció entonces al Wall Street Journal, de “las ineficiencias del mercado municipal”.

La semana pasada Negroni, junto al grupo AD Hoc de Bonistas de obligaciones generales, le presentó al gobierno de Puerto Rico una propuesta para atender la crisis fiscal que consiste en diferir el pago del principal por cinco años a la vez que otorgarían un préstamo de $750 millones. La propuesta fue rechaza por la administración del gobernador Alejandro García Padilla.

En el 2007, específicamente el 19 de octubre, Negroni le donó a Pierluisi $1,000 mientras trabaja con Goldman Sachs, firma que vendía gran parte de los bonos de Puerto Rico.

Bonistas donan a Pierluisi

Por otro lado, el New York Times señaló hoy que a la misma vez que Pierluisi impulsaba el Capítulo 9 de la Ley de Quiebras federal- que permite que las corporaciones y municipios se puedan acoger a un proceso de reestructuración de su deuda- el comisionado residente recibió donativos de los bonistas de las obligaciones generales que se beneficiarían con esta medida. La historia resalta un evento celebrado en Nueva York en agosto.

“Un ejecutivo de un fondo de cobertura de Wall Street, cuya firma participó de la venta de $3,500 millones de bonos de Puerto Rico en el 2014, ha recaudado dinero para la campaña a la gobernación de Pierluisi, segúncorreos electrónicos y los registros financieros de la campaña”, resalta el New York Times.

El correo electrónico al que se refiere el artículo del New York Times es una invitación a un evento de recaudación para Pierluisi que reza que “el congresista le gustaría continuar el diálogo con la comunidad de inversores… Se sugiere una contribución”.

El diario estadounidese consultó con dos abogados especializados en asuntos éticos sobre los hechos que rodean al matrimonio Pierluisi-Carrión y el artículo señala que no vieron ninguna violación ética con el trabajo que realiza la esposa del comisionado residente como asesora financiera.

Sin embargo, Meredith McGehee, directora de política del Campaign Legal Center, un grupo que vigila el financiamiento de las campañas, indicó que Pierluisi debió haber divulgado los contratos de su esposa.

“La democracia es un juego de confianza – la gente necesita tener confianza en que los funcionarios elegidos no han estado en el poder para enriquecerse”, dijo McGehee al diario estadounidense.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s