REFORMAEEMANIA Y LA RECESION


 

ReformAeemania y la recesión

Por: Hipólito González Hernández

Líder Cooperativista y Mediador

Imagen

“utilizar la demagogia y desvirtuar la  verdadera razón de la recesión es faltarle a la inteligencia de un pueblo”

Es absurdo e ilógico querer culpar a los precios de la tarifa de la Autoridad de Energía Eléctrica de la recesión que atraviesa la isla por casi una década. Es importante recordar y prohibido esta olvidar.

Parece que los que pretenden ser los reformadores de una corporación se olvidan de que han sido coautores de la llamada recesión  y  crisis por la cual atraviesa la Autoridad.

No existe una razón vinculante de un asunto económico como lo es la recesión,la recesión es la disminución generalizada de la actividad económica de un país o región, medida a través de la bajada, en tasa anual, del Producto Interior Bruto (PIB) real, durante un periodo suficientemente prolongado.

Son muchos los factores que propician una disminución en la actividad económica como lo es la producción de bienes y servicios. El consumo particularmente suelen descender las ventas de automóviles y viviendas. La inversión suele ser especialmente sensible  teniendo caídas muy pronunciadas durante estos periodos.  El empleo la caída de la producción de bienes y servicios, provoca que las empresas demanden menos mano de obra y por tanto se produce un aumento del desempleo  La inflación suele bajar durante los periodos de recesión. Al descender la demanda de materias primas, caen sus precios. Los salarios y los precios industriales tienen menos tendencia a bajar, pero tienden a subir menos deprisa en las recesiones económicas.

Cuando analizamos que a pesar de la recesión debió bajar en la inflación hemos visto que las decisiones de imponer más contribuciones y la falta de productividad han desencadenado no solo tener una, sino ambas, lo que ha provocado sumergirnos en un abismo profundo económico.

Tampoco se puede perder de perspectiva que las políticas legisladas han sido detrimentales  imponiéndole las perdida anuales de sobre más de mil millones entre subsidios y proyectos no concluidos que si se hubieran invertidos en la restauración de las plantas y en la gasificación ya los clientes hubieran visto una disminución, en conclusión la reforma no reforma y la culpa de la recesión económica es multifactorial y los entes electos por el pueblo no pueden desvincularse de la culpa. Apoyemos la reforma de la Autoridad y dejemos de utilizar un chivo expiatorio para demagogia política  que nos siguen destruyendo lejos de acabar con la recesion.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s