Nuestra Cruz es grande, ¿ y la de Jesús fue pequeña?


Nuestra Cruz es grande, ¿y la de Jesús fue pequeña?

Por: Hipólito González Hernández

Escritor

Muchas veces nos preguntamos por qué la vida es tal cual es; por qué hay tanto sufrimientos en el mundo. Nos hacemos innumerables de preguntas sobre la vida, pero cuántas veces hemos pedido al Señor Jesús que nos guié en la adoración de la Santa Cruz.

Ya es tiempo de hacer algo en nuestras vidas. Jesús nos está llamando constantemente a través del sufrimiento, de la alegría y de la tristeza. No importa cuál sea tu penuria o angustia, les aseguro que Dios sí está ahí esperándote con los brazos abiertos. Pero tú, ¿tienes las manos levantadas hacia el Señor?

Jesús admito inmediatamente que no entiendo por qué tenías que sufrir. Por lo tanto, mayor aún es mi gratitud hacia Ti, por tu cruz. Gracias por haberme marcado con la señal de la cruz desde un principio. En el bautismo, este signo de salvación fue impreso indeleblemente en mi alma y en mi corazón.

A pesar de que no entiendo Tu cruz, no fue para mí un signo mudo, sino un signo de Tu amor infinito y misericordioso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s