Hacia una cultura de trabajo, para economia sustentable


Hacia una cultura de trabajo, para una economía viable

Por: Hipólito González Hernández

Mediador y Escritor

“es innegable que sin una cultura de trabajo no se puede promover una economía sustentable”

Debemos encaminar una cultura de trabajo si deseamos realmente tener una economía sustentable, ¿y nos preguntaremos como se crea una cultura de trabajo?

No es sencillo pues existen factores que retardan la culturalización de una economía del trabajo. En primer lugar desde la década de Muñoz se estableció el lema del trabajo pero irónicamente se hizo todo lo contrario al estimular la dependencia de ayudas federales.

La agricultura siendo una de las fuentes de economía primarias no se desarrollo ni se implementaron proyectos encaminados a la retribución por ayudas o a motivar el adiestramiento y el empresarismo basado en el cultivo y cosecha de nuestros productos que consumimos.

Lo que ha transcurrido desde ese entonces es que seguimos cosechando menos del 10% de lo que consumimos, dato alarmamente y preocupante.

En segundo lugar, la pérdida de los incentivos ofrecidos para la creación de empleos y que empresas se establecieran se fueron perdiendo y no se adoptaron medidas para atender lo que significaría en pérdida de ingresos a la economía y empleos, esto provoco un disloque pues no se ha podido llenar el hueco que esto propicio en términos de crecimiento económico.

Posteriormente los altos costos del petróleo acompañado de la peor recesión económica ha desencadenado en la peor crisis, aunque hay que reconocer los esfuerzos de esta administración en fomentar el empleo, la realidad es que  en una cultura de preparación de empleados en vez de preparación de empresarios, donde las ayudas federales se ha incrementando propiciando el sedentarismo laboral en jóvenes y personas útiles, han propiciado resultados deficientes en el éxito de implantación de estos proyectos como  Desarrollo para tu pueblo.

Hay que reenfocar estos modelos de ayudas sociales encaminándolo al desarrollo de la agricultura, manufactura, empresas nativas  y pequeños negocios de manera para que  se incentive el empleo y no el desempleo, además hay que enfocar modelos de enseñanza especializados desde la niñez basado en una cultura de empleo y taller practico de esta manera propiciaremos una generación de trabajo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s